Honey Ltd: Canciones de miel y seda [Entrevista a Joan Sliwin]

honey360
Joan, en el centro. California, 1968

California, 1968: Cuatro chicas de Detroit graban con The Wreckin’ Crew en el sello de Lee Hazlewood un LP que apenas llega a distribuirse. Ni las propias intérpretes conocen su existencia. Dos años después vuelven a intentarlo y un nuevo LP cae en el olvido. Quedan entre tanto actuaciones en Disneyland, Las Vegas, Vietnam y el Show de Ed Sullivan. 2013: se reedita el LP de Honey Ltd. redescubriéndose una obra maestra de psicodelia californiana. Hoy, aprovechando la reedición del LP de Eve, repasamos ambas bandas y charlamos con una de esas maravillosas voces: Joan Sliwin Glasser.

En el principio, el Hideout.

Detroit, Ciudad del Motor. Mayo de 1964. Dave Leone y Ed «Punch» Andrews, dos jóvenes universitarios, abren el Club Hideout en Harper Woods con el fin de albergar la incipiente escena de bandas juveniles de Garage que empieza a surgir en Michigan.

Cartel de The Pleaseure Seekers en el Hideout. Julio de 1965.
Cartel de The Pleaseure Seekers en el Hideout. Julio de 1965.

En realidad el Hideout es una sala de usos múltiples que Dave y Punch alquilan la noche de los viernes por 45 dólares. El club, que tiene una capacidad para 550 personas, cobra un pavo por ingreso y pagan otros cincuenta dólares a cada grupo que animará el club abierto de ocho de la tarde a medianoche. Será el primer club juvenil con bandas en directo del estado de Michigan. 

Las primeras dos noches se saldan con una entrada tibia pero en la tercera el público sobrepasa las 300 personas. La semana anterior ochenta y siete adolescentes habían presenciado al cantante de los The Fugitives gritar FUCK! en mitad de su versión de Louie Loiue y ochenta y siete cabezas explotan al unísono. La palabra innombrable de cuatro letras escuchada por primera vez a través de un micrófono es un shock para el público allí reunido. La voz corre como la pólvora. A partir de ahí el Hideout se convertiría en un fenómeno en todo el estado. Si Motown era la voz de Detroit, el Hideout sería la de sus suburbios. 

El Club servirá de trampolín para montones de bandas de la escena teen que tocan regularmente los viernes en un local abarrotado. En ese momento no se comerán ni los mocos pero en la década siguiente muchos de ellos coparán las listas de éxitos. Al escenario del Hideout se sube Suzy Quatro que junto a su hermana Patti lidera una all-female rock band llamada The Pleasure Seekers. También The Mushrooms, primera banda de Glen Frey que formaría los Eagles pocos años después. Otro habitual es Ted Nuggent con The Lourds y por supuesto, Bob Seger que además compondrá para varios grupos de la escena local. 

La banda que se quedó grabada en mi mente de los días de Hideout son The Rationals… Oh, y otro grupo de chicas, The Pleasure Seekers con las hermanas Quatro.

Los propietarios del club ven que hay un negocio lucrativo en ciernes y deciden abrir otras tres salas Hideout diseminadas por todo el estado pero también un sello para dar cabida a todas estas bandas de 60s MidWest Punk. Hideout Records lanzará durante los siguientes años un montón de rodajas de siete pulgadas a 45 revoluciones por minuto que dejará constancia de la escena garagera de Detroit.

Singles de The Underdogs, banda residente en el Hideout Club de Harper Woods
Singles de The Underdogs para Hideout Records , banda residente en el Hideout Club de Harper Woods

Mama Cats

1967, Universidad Wayne State de Detroit. Alexandra “Alex” Sliwin, Marsha Temmer y Laura Polkinghorne comienzan a cantar espontáneamente en el comedor de la universidad y de repente todo el mundo enmudece antes sus voces cristalinas. Animadas por el éxito instantáneo, tras las clases, Alex lleva a las otras dos a su casa y les presenta a su hermana pequeña, Joan. La química entre las cuatro es instantánea. Deciden formar un grupo y comienzan a ensayar. En realidad, pese a su juventud, las cuatro tienen ya antecedentes en la música.

Marsha y Laura se conocen desde el instituto. Juntas acuden a una audición convocada por Motown con el fin de conseguir bailarines para salir detrás de los artistas en una fiesta del sello. Ambas son seleccionadas entre más de quinientos candidatos. Marsha que lleva bailando desde los cinco años promete ayudar a Laura con las coreografías a cambio de que esta le enseñe a cantar, talento para el que Laura está naturalmente dotada y que desarrolla primero en un grupo de Folk en el instituto y ya en la universidad en una banda de jazz en la que también está Alex.

A su vez Alex y su hermana Joan se crían a dos pasos de la sede de Motown. El calado del sello en la sociedad de Detroit de principios de los sesenta es insondable.

Recuerdo pasar por Hitsville USA casi cada dos días y ver a todos sus artistas colgados del porche delantero. Fingertips de Stevie Wonder salió en 1962 y a partir de ahí Motown estaba en todos lados.

Parte de la Crew de Motown en su sede, Hitsville Usa, circa 1964
Parte de la Crew de Motown en su sede, Hitsville Usa, circa 1964

Ambas hermanas tienen formación de piano y desde niñas cantan en el coro de la iglesia al igual que su vecina Aretha Franklin que vive tres puertas más abajo.

Desde que éramos pequeñas solíamos montar nuestros pequeños shows con amigos en el sótano de la casa del vecino. A veces cantábamos a capella, otras sólo hacíamos playback. Nuestras primeras armonías fueron con el Sugartime como las McGuire Sisters.

La música en Detroit es un elemento más de la cotidianidad del día a día que trasciende más allá de las etiquetas.

En los años cincuenta, no distinguíamos categorías, solo eran diferentes éxitos. En Detroit nos gustaba todo. Desde Little Richard (Good Golly Miss Molly fue el primer 45 rpm que mi padre se trajo a casa) a los Everly Brothers. De Sam Cooke a Conway Twitty. Buddy Holly, Ray Charles, The Drifters, Connie Francis, Sarah Vaughn, Brenda Lee, Chuck Berry… Pop, Rock, Country y Jazz. La lista es interminable.

Foto promocional de Mama Cats, 1967.
Foto promocional de Mama Cats, 1967.

Con las cuatro amigas ya reunidas, uno de los primeros en escuchar al nuevo cuarteto es Ed “Punch” que las contrata inmediatamente poniéndolas a tocar sin descanso no solo en sus clubes sino en todo el área de Michigan e incluso en los cercanos Canadá y Chicago que recorren en su furgoneta Econoline.

Las Mama Cats, que es el nombre con el que Ed las bautiza, tienen como único instrumento sus propias voces. En directo son respaldadas por The Mushrooms, la banda de Glenn Frey. Ellas añaden coreografías a sus números musicales aunque su verdadero fuerte está en los arreglos vocales que introducen en su repertorio otorgándoles un peculiar estilo. Ese mismo año lanzan su único single, el pegadizo Miss You (Hideout Records, 1967), con dos temas compuestos por Bob Seger. 

Bob Seger escribió el primer sencillo de Mama Cats y fue muy emocionante grabarlo en un estudio de verdad. Bob y Punch Andrews lo tenían todo bajo control. Por cierto, la banda de Glenn Frey, The Mushrooms, nos respaldó en esos días. No hace falta decir que estamos muy agradecidas.

Miss You/ My Boy (Hideout Records, 1967)
Miss You/ My Boy (Hideout Records, 1967)

Pese a que Miss You es un cañonazo que mezcla con acierto el Garage y el Soul, el single no acaba de despegar en las radios locales. Punch les proporciona entonces una serie de contactos en la Costa Oeste y con unos pocos números de teléfono apuntados en un papel viajan a Los Ángeles a probar fortuna en pleno Verano del Amor de 1967.

A las chicas les encanta California. Para alguien que proviene del frío e industrial Detroit, aterrizar bajo el sol cegador de Los Ángeles resulta una experiencia embriagadora. No pierden el tiempo y aprovechan para empaparse de la escena local. Asisten a todos los directos que se les ponen por delante: The Doors, Love, The Leaves… Duermen en el suelo del apartamento de la abuela de Marsha y exprimen los días al máximo, no tienen ganas de volver a Detroit.

El primer viaje a California en el 67 fue principalmente como toma de contacto. Sin embargo, Gene Clark de los Byrds fue tan amable de tocar la guitarra para nosotras en una pequeña actuación.

Pero su tiempo se acaba y toca retornar a casa. Su estancia en California ha coincidido con los Disturbios de Detroit de 1967. Durante su ausencia, tanques del ejército invaden el jardín de las hermanas Sliwin. El panorama es desolador. En cualquier caso, con las pilas cargadas Mama Cats reanudan el calendario de conciertos por los clubs de Detroit.

Hacíamos temas de Motown y R&B en los Clubs Hideout pero también había temas de la invasión británica: Dusty Springfield y Sandie Shaw también formaban parte de nuestro repertorio. 

Bob Seger les pide entonces que hagan los coros en sus archiconocidas Heavy Music y Ramblin’ Gamblin’ Man que serán lanzadas ambas como discos sencillos de Bob Seger & the Last Heard y The Bob Seger System respectivamente. Ramblin’ Gamblin’ Man que dará título al primer LP de Seger (Capitol, 1968) gozará nuevamente de un empujón gracias a su aparición en la banda sonora de Once Upon a Time in Hollywood.

Cantamos en un par de temas de Bob, Ramblin ’Gamblin’ Man y Heavy Music, junto con su compañero de sello Glenn Frey. Me pilló totalmente desprevenida cuando de repente, escuchamos en el cine el Ramblin ’Gamblin’ Man saliendo de la radio del coche de Brad Pitt. Me trajo muchos recuerdos.

Paralelamente, Laura, a veces ayudada por Marsha, comienza a escribir canciones. Con un puñado de composiciones debajo del brazo, las Mama Cats deciden ampliar horizontes y volver a probar suerte en la soleada California. Es enero de 1968. Llevan dinero para sobrevivir quince días y esta vez un billete solo de ida.

Honey Ltd.

Honey Ltd. Foto promocional, 1968
Honey Ltd. Foto promocional, 1968

De vuelta en California, las chicas empiezan actuar. El primer concierto será en el Cinnamon Cinder y más tarde en Disneyland interpretando temas de los Mamas and the Papas, Beatles y Motown que aderezan con las coreografías que diseña Marsha. De nuevo gracias a los conexiones de Ed “Punch”, el cual, tiene un primo que trabaja en la industria musical californiana, consiguen una audición en el número 9000 de Sunset Boulevard, Hollywood, sede de LHI, o lo que es lo mismo, Lee Hazlewood Industries. Las Mama Cats preparan un par de sets de cuatro canciones y se fuman unos porros de hierba para aligerar tensiones. Como si se tratase de una escena de una película de Tarantino, esta vez protagonizada por ellas mismas, acuden a la prueba haciendo autostop. 

Lee, haciendo gala de su educación de caballero del sur, es amable y cordial con ellas. Laura toma la guitarra y empiezan a cantar. A Hazlewood le gustan y las contrata inmediatamente, “creo que podemos hacer algo”, les dice. A continuación, les indica que necesitan representantes y las envía al piso de arriba donde conocen a los que a partir de ahora serán los encargados de llevar su carrera, el equipo de mánagers Bernard, Williams y Price. Firman y cobran un primer adelanto con el que se compran un coche. Una vez más son bautizadas por su productor; esta vez se harán llamar Honey Ltd. 

De izquierda a derecha: Alex, Joan, Marsha y Laura: Honey Ltd, 1968
De izquierda a derecha: Alex, Joan, Marsha y Laura: Honey Ltd, 1968

La maquinaria publicitaria de LHI empieza a rodar y fotografía a las chicas allá donde van. Son invitadas a fiestas en la casa de Hazlewood en Hollywood donde coinciden con los Monkees o los Bee Gees. Los Ángeles se empapela con vallas publicitarias con sus fotos y se publican anuncios en las revistas musicales Billboard y Cash Box. Hasta realizan un spot comercial japonés para caramelos Melody. Hazlewood presume una otra vez de que Honey Ltd. van a gozar de la mayor campaña publicitaria de la historia de LHI y envía (o al menos así lo anuncia) quinientos botes de miel a DJs y personalidades de radio y televisión. Todo parece muy prometedor. 

Anuncio a doble página en Billboard para su primer single,
Anuncio a doble página en Billboard para su primer single, «Come Down». Primavera de 1968

Musicalmente no lo es menos. Entran en el estudio con Lee Hazlewood como productor, el aclamado Ian Freebairn-Smith como arreglista y los exitosos The Wreckin’ Crew como músicos de sesión. En total, más de cincuenta músicos trabajarán en las siguientes grabaciones. 

Con estas premisas las expectativas no pueden ser mayores. Las primeras grabaciones, dos bellas composiciones de Laura y de Marsha, Come Down/ Tomorrow Your Heart (LHI, 1968), son el punto de partida del estilo personalísimo de Honey Ltd. Come Down es una demostración de su buen hacer con las armonías en un tema de Sunshine Pop elegantemente producido. Tomorrow Your Heart es una fantasía psicodélica cargada de filigranas vocales que parece interpretada por sirenas que te arrastran directamente a las rocas. La primera apuesta de Honey Ltd. será editada en una tirada pírrica en EEUU y Australia y pese a las excelentes críticas no pasa del 62 en los charts americanos.

Honey Ltd y Lee Hazlewood, 1968
Honey Ltd y Lee Hazlewood, 1968

Seguidamente publican otro single, solo en edición promocional, en el que realizan una versión de Louie Louie (1968, LHI) producido por el mismísimo Jack Nitzsche y que suena con una cadencia lánguida y arrastrada plagada de guiños sexuales. Aun siendo interesante, es un tema falto de la personalidad de sus propias composiciones resultando ser su trabajo más prescindible. 

El resto de las siguientes grabaciones estarán firmadas por los talentos compositivos de Laura y Marsha. The Warrior, es un furibundo alegato antibélico que desprovisto de su fina capa de ironía puede entenderse como una incitación a las tropas a celebrar la muerte del enemigo, toda una suerte de erotización de la guerra cantada por cuatro chicas de Detroit. 

A decir verdad, desafortunadamente, la canción fue mal entendida. 

Silk N’ Honey, seguramente su capolavoro, es un tema especialmente brillante con una suave cadencia que va poco a poco in crescendo a través de una delicada melodía que te envuelve como la brisa de la que habla la letra. 

Sí… Silk N ’Honey es un favorito seguro. Al igual que con todos los arreglos vocales, nos sentamos con Laura la guitarra y probamos lo que se nos vino a la mente hasta que tomó forma y encajó en su lugar. Fue un proceso de armonía cálido y muy agradable. Cuando los tonos se mezclan, hay una unión, una unidad que experimentas que es difícil de expresar con palabras. Realmente trasciende el tiempo y el espacio.

No, You Are es una suave balada con unas guitarras tintineantes muy al estilo de la Costa Oeste. I’ve Got Your Man recuerda a unos Mamas sin the Papas en un particular estado de gracia. Las letras son atrevidas y descaradas, especialmente para ser interpretadas por unas chicas que cantan a la sociedad de 1968.  

En definitiva el disco está grabado en Hollywood y como tal, es del mismo material con el que se forjan los sueños. Pero los sueños, sueños son.

Portada original de Honey Ltd. (LHI, 1968)
Portada original de Honey Ltd. (LHI, 1968)

En algún momento del año se prensan unas pocas copias, Honey Ltd. (LHI, 1968), momento que coincide con la hecatombe. Hazlewood rompe con ABC con quien tenía el acuerdo de distribución y cambia radicalmente sus planes. Mientras que a Hazlewood le gusta tomar artistas desde el principio a los cuales acoge como protegidos, ABC quiere éxitos rápidos. A tenor de los precios hoy de los originales, es fácil pensar que las pocas copias  publicadas no hayan llegado a pasar por las tiendas. Sea como sea, ni siquiera las propias Honey Ltd. llegan a conocer su existencia. En el año 2006, alguien se llevó un original tras pujar casi 2000 dólares en una subasta. Cuando Joan se enteró, se puso en contacto con el comprador. 

Sí, la idea de alguien pagando 1975 dólares por nuestro álbum sonaba increíble. Debido a que había estado a la venta en eBay, fue fácil contactar y preguntar. El caballero dijo que lo había estado buscando durante siete años y que solo quería tenerlo. Alucinamos.

Mientras tanto, los managers trabajan en la dirección equivocada. Decepcionados con las bajas ventas del primer single y con el profético pero erróneo pensamiento de que el rock’n’roll está muerto, toman las riendas de su carrera generando una serie de decisiones fallidas que conducen a las Honey a una línea diametralmente opuesta a la que apunta su propuesta musical. 

Honey Ltd. teloneando a Eddie Fisher en el Caesars Palaces, Las Vegas, 1968
Honey Ltd. teloneando a Eddie Fisher en el Caesars Palaces, Las Vegas, 1968

Con el Cowboy Psicodélico al margen, Honey Ltd. son enviadas a Las Vegas a actuar en el Caesar’s Palace teloneando a Eddie Fisher. Con atuendos cabareteros, bastones y sombreros de copa, defienden como pueden un set ajeno a sus composiciones formado por clásicos de Broadway y bailes de claqué. Las chicas se sienten frustradas y decepcionadas por el nuevo rumbo que toma su carrera pero sus managers no atienden a sus peticiones. 

Al mismo tiempo comienzan a ofrecer una serie de actuaciones en televisión. A finales de marzo, salen en antena en El Show de Jerry Lewis. Bob Hope presencia esta actuación y las reclama para acudir a Vietnam con él junto a otra serie de artistas como Ann-Margaret con el fin de animar a las tropas estadounidenses. Las chicas están en contra de la guerra pero no de los combatientes americanos por lo que tras meditar la decisión acceden. El grupo de artistas de Hope ensaya inicialmente en Japón y posteriormente es conducido a Tailandia, desde durante las dos semanas siguientes son trasladados en helicóptero a varios puestos militares y estaciones navales. Allí convivirán con las tropas, visitarán a los heridos y ofrecerán a los soldados dos actuaciones diarias para una audiencia multitudinaria que en ocasiones llega a ser de veinticinco mil personas. 

El viaje a Vietnam estuvo lleno de emociones. Fue aleccionador y gratificante cantar a miles de nuestros hombres y mujeres en servicio. Resultó que un par de amigos de Michigan estaban en los espectáculos y pudimos visitarlos. Eso fue reconfortante. Me alegra decir que ambos regresaron a casa sanos y salvos. 

Actuación nocturna en Vietnam, 1968
Anuncio de la gira a Vietnam
Actuación en Vietnam en 1968

A la vuelta de Vietnam, las Honey Ltd. vuelven al estudio para grabar un par de temas más que serán lanzados en sendos singles. En esta ocasión la producción está a cargo de Mike Post aportando un sonido más sólido y menos etéreo que el conjunto de canciones dirigidas por Hazlewood “publicadas” el año anterior. Las dos serán versiones y tendrán un aire Country propio de 1969. Una de ellas es Eli’s Coming, una acertadísima versión del tema de Laura Nyro que será la última oportunidad para alcanzar el éxito que hasta ahora había ido esquivando a Honey Ltd. 

En marzo de 1969 son invitadas al Show de Ed Sullivan. Las Honey ven ahí su ocasión para interpretar para una audiencia millonaria su flamante versión de Eli’s Coming y se hartan de ensayarlo. No podrá ser ya que Bernard, Williams y Price, una vez más, toman el camino equivocado y las obligan a cantar un medley imposible que empieza con un tema de Cole Porter y termina con una versión Groovy de Respect. Semanas después Three Dog Night versionan Eli’s Coming convirtiéndola en un hit. Una vez más, Honey Ltd. ven como el éxito pasa a su lado sin detenerse. 

Para entonces Alex Sliwin había dejado la banda. Recientemente se había casado con el músico J. D. Souther siendo reemplazada en los conciertos por una integrante de las Golddiggers, una banda de Las Vegas Showgirls que había viajado con ellas a Vietnam. 

Por esa misma época, Glenn Frey había huido de Detroit para reunirse con Joan en California, con quien mantenía una relación sentimental. Las dos hermanas presentan a sus respectivas parejas propiciando el germen de The Eagles. Antes de eso Souther y Frey graban a pachas Longbranch/Pennywhistle (Amos Records, 1970) que incluye una dedicatoria a las dos hermanas como inspiración del disco además de unos dibujos de la propia Joan. 

Eve

Laura, Marsha y Joan: Eve, 1970
Laura, Marsha y Joan: Eve, 1969

Volviendo a las Honey, ya sin Alex que ahora trabaja en el sello de su marido, vuelven al estudio de grabación en formato trío y dan forma al álbum de Eve, Take It And Smile (LHI, 1970). Para la producción cuentan ahora con Tom Thacker, A&R en LHI, que conseguirá después de varías vueltas que finalmente el disco acabe publicándose en el sello de Hazlewood. 

Take It And Smile es una colección de canciones que se mueven entre el Country y el Folk, interpretadas esta vez con una mayor ligereza y un ritmo más pausado. Todavía rezuman ecos de psicodelia pero su sonido ya no es tan etéreo y abundan las versiones. Una vez más se cuenta con fabulosos músicos de sesión entre los que están Hal Blaine además de Ry Cooder o Sneaky Pete. La ilustración de la carpeta es un bonito retrato de las chicas a cargo de Joan. Paralelamente a la edición del LP se lanzan dos singles, Anyone Who Had A Heart (LHI, 1970) y una versión muy interesante de Dylan que recorta su nombre a You Go Your Way (Bell Records, 1970). 

El LP se puede considerar el testamento de LHI Records pues será el último álbum que el sello de Hazlewood lance a otros músicos. A partir de ahí Laura, Marsha, Alex y Joan separan sus caminos pero renuncian a abandonar la música sin rastro de rencor a Hazlewood que por aquel entonces había abandonado el sello yéndose a vivir a Suecia. 

Mis recuerdos de Lee Hazlewood son muy cariñosos. Fue una experiencia maravillosa y una época realmente divertida para nosotras. Todo pareció suceder con bastante rapidez y sin esfuerzo. Fue muy emocionante. Siempre estaré agradecida de que eligiera apostar por nuestro grupo.

Nuevos proyectos 

Marsha Temmer, que había sido la encargada de las coreografías en Honey Ltd., pasó a formar parte de la banda de Tina Turner como bailarina y corista. 

Laura, que en su momento fue el gran talento compositivo de las Honey, ha seguido cantando todos estos años bajo el nombre de Laura Creamer con artistas de diverso pelaje. Ha acompañado desde a Billy Joel hasta los Black Crowes sin olvidar al siempre presente Bob Seger. 

Por su parte, Joan y Alex junto a Marsha se embarcaron en los años setenta en un proyecto nuevo llamado Bijou llegando a grabar un único y oscuro single, Carry On (A&M Records, 1975). 

Joan y su hermana bajo Jules Alexander y el resto de los miembros de Bijou, 1974
Joan y Alex bajo Jules Alexander que mira a Marsha. Bijou, circa 1975

Jules Alexander de The Association, era el líder de Bijou. Jules es un músico, letrista y arreglista maravilloso. Fue un proyecto agradable en A&M Records. Llegamos a grabar 6 canciones pero como no generamos suficiente éxito en las listas de singles se acabó el contrato. Mi esposo Michael y yo nos reencontramos con Jules no hace mucho y tuvimos la oportunidad de trabajar con él y hacer algo de música juntos nuevamente.

El esposo de Joan es Michael Glasser, productor y músico. Curiosamente, Michael también grabó para LHI bajo el nombre de Michael Gram un único single de Folk-Psych, Talkin’ To You (LHI, 1968) cuya cara B, Pastels Of Dreams, es una joya oculta del género. Es también productor del curiosísimo single de The Family Frog que parodia a Dylan versionando a los Beatles y que es atribuido erróneamente a Bonzo Dog Band. En realidad, muy poca gente sabe quién está detrás realmente. 

Michael y yo nos conocimos en una cita a ciegas unos 25 años después de haber grabado para LHI. Puedes imaginarte las risas cuando nos dimos cuenta de que habíamos sido compañeros de sello. Y sí, esa voz es la de Michael cantando en el disco de The Family Frog. 

Joan, además, continuó girando con Loretta Lynn alternando sus giras con grabaciones de estudio para otros músicos.

Solo puedo decir cosas buenas sobre la “hija del minero de carbón”. Qué experiencia tan maravillosa poder ser parte de la historia musical de Loretta. Es tan genuina y amable como parece. Aprendí mucho de su talento y perseverancia. Estuve con la banda durante unos cuatro años y medio. Ya sea en Las Vegas o en las Country Fair o en el Kennedy Center o en Gilley’s, fue un gran viaje.

Tras vivir varios años en Nueva York, Joan  en el año 2004 se trasladó a Florida donde reside actualmente. Un par de años más tarde, su hermana Alex siguió su consejo e hizo lo propio. Esa pequeña reunificación del cincuenta por ciento de Honey Ltd. les ha dado la oportunidad de volver a cantar juntas. Desde entonces, bajo el nombre de Like Honey han vuelto a pisar los escenarios. Ya sea en convenciones de veteranos, en ferias de automóviles, en restaurantes o en fiestas privadas, Just Honey, interpretan clásicos del cancionero americano ahora ya para públicos más reducidos del Sur de Florida. 

Cantar como Like Honey con Alex fue muy divertido. Pudimos cantar muchos de nuestros viejos favoritos y aquí en el sur de Florida hay mucha gente que los recuerda y que le encanta bailarlos.

Lejos quedan ya los tiempos de conciertos para públicos multitudinarios en Vietnam o Las Vegas y las actuaciones en los programas de televisión de audiencia nacional. Sin embargo, sin perder sus altas dosis de profesionalidad, las hermanas Sliwin han seguido defendiendo su repertorio allá donde las llamen porque si hay una cosa que le gusta hacer, ésa es cantar. 

¡Cantar es una alegría! Sientes, de alguna manera, que estás entrando en conexión con algo mucho más grande cuando participas en la música.

Y buenas voces no les faltan. Like Honey.

Discografía seleccionada

Para empaparse de lo que tenía que cocerse la noche de los viernes en los Club Hideout no hay mejor testigo que el excelente recopilatorio Friday At The Hideout (Norton Records, 2001).

La cara A del fantástico single de Mama Cats está incluido en el Girls In The Garage Volume 2 (Romulan Records, 1987) reeditado por Past & Present Records en el RSD del 2018. Para escuchar la conmovedora cara B, My boy, habrá que ir ahorrando y esperar a que esté disponible en Discogs. Mientras tanto siempre nos quedará YouTube.

El disco de Honey Ltd. es absolutamente inencontrable y el día que aparezca una copia no va a bajar de cuatro cifras por lo que tenemos que remitirnos a la fantástica compilación The Complete LHI Recordings (Light In The Attic, 2013).

El LP de Eve que nos ha dado la excusa para escribir este texto ha sido recientemente reeditado en una estupenda edición, Take It And Smile (Munster, 2021) junto a un single que incluye dos temas inéditos, siendo uno de ellos un versión regrabada de un tema de Honey Ltd., The Warrior (Munster, 2021). 

Los completistas tendrán que adquirir también la banda sonora de la película de culto Vanishing Point (Amos Records, 1971) en la que Eve coló un último tema antes de separarse. 

16 comentarios en «Honey Ltd: Canciones de miel y seda [Entrevista a Joan Sliwin]»

        1. Exacto Mario. Gracias por el comentario porque quería poner el enlace a la canción y se me había pasado.

          Creo que colaron una canción en la banda sonora porque Tom Thacker, que fue el productor de Eve se encargó también de la producción de la música de Vanishing Point. Todavía el otro día leí una entrevista a Springsteen donde decía que era su peli de acción favorita (con guion de Guillermo Cabrera Infante por cierto!).

  1. Manitobo joder, qué articulaco te has cascao!!! cuenta plis los entresijos: cómo contactaste con ella? cómo hilaste todo? eres tú el poseedor del single dosmileurista? cómo te dio por escribir sobre esto?

    1. Muchas gracias Juan! Bueno, como ya sabes, me tira mucho Lee Hazlewood y todo lo que sacó su efímero sello, así que la elección no fue casual. Simplemente, empecé a tirar de la cuerda y cuando más tiraba, más encontraba y más me gustaba. Toda la parte de Detroit era inicialmente desconocida para mi pero quise incluirla porque me flipa el contexto y el garage primitivo (aunque muchas cosas quedaron fuera como que el padre de Joan era médico y la madre enfermera y cuando ésta se cruzaba con su vecina Aretha Franklin decía: «hoy he visto a Uretha». Defecto profesional jajaja). Realmente, he pasado un buen rato buscando fuentes entre blogs, bases de datos, hemerotecas digitales, contraportadas de discos, biografías…

      Yo desde luego que no soy uno de los poseedores del disco de Honey Ltd (es el LP lo que es tan caro, no el single) pero he hablado con Hunter Lee que es el productor asociado a Light In The Attic que se encarga de todos los trabajos de Lee Hazlewood y Nancy Sinatra y me ha dicho que es uno los buscadores del disco (el holy grail, lo llama él). A ver si tiene suerte, yo desde luego que no me manejo en esas cifras. De momento, esto es lo que hay:
      https://www.popsike.com/php/quicksearch.php?searchtext=honey+ltd&sortord=dprice&pagenum=1&incldescr=&layout=&sprice=&eprice=&endfrom=&endthru=&bidsfrom=&bidsthru=&flabel=&fcatno=

      Y nada, contactar con Joan (que por cierto, es un encanto de mujer) fue relativamente sencillo porque hasta hace no mucho actuaba junto a su hermana en Florida y no es difícil dar con datos de contacto.

  2. Mi sincera admiración y aplauso.

    Muy bien hilado. Muy chula la historia y… más trabajo en ello que el 90 % de los periodistas musicales que publican.

    Y encima con comentarios de una de las protagonistas. Yo flipo. Que guay.

      1. Pues me ha gustado, es más, la versión del «louie, louie» me ha resultado curiosa, supongo que por la costumbre de escucharla siempre a todo pestillo.

        1. Claro que sí. Las chicas le tenían un poco de manía al tema y es cierto en que la gracia está en que el resto de las canciones que componían el LP original están escritas por ellas mismas aun estando puestas al servicio de los mejores músicos de su generación con el apoyo de los más resonados productores y arreglistas. Dicho lo cual, tiene su aquel.

  3. Llevaba una racha sin pasarme (mucho) por aquí, pero la ocasión lo merece. Felicidades, Manitoba. Impresionante artículo. De verdad. Menuda investigación que te has cascado. Igual hasta me ha gustado más que el folletín, eh!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *