Y los Ramones me salvaron la vida (otra vez)

Ramones

Mediada la lectura de «Enterrado por placer», novela de Edmund Crispin (de nombre real Bruce Montgomery) publicada en 1949, uno se topa con la siguiente reflexión: «Como casi todo el mundo, Diana se engañaba pensando que el sufrimiento mental es siempre más insoportable que el físico, aunque habría que ver si los que mantienen esa opinión preferirían pasarse un mes con reumatismo agudo o con una crisis de ansiedad grave (…)». Recuerdo que esa afirmación gratuita por parte del autor me hizo pensar al instante: «Edmund, no tienes ni puta idea. Yo escojo reumatismo».

(más…)

Max Power. Poderes deductivos

Max Power

Max Power es un detective privado, tan ducho en el uso de los puños como en el de la lógica deductiva. Ha consagrado su vida a restaurar el equilibrio en el universo y no permitirá que nadie –animal, vegetal o mineral– se interponga en esa noble y, en ocasiones, lucrativa tarea.

En esta ocasión tendrá que usar sus poderes deductivos para resolver un complejo crimen en la alta sociedad.

(más…)

Los Shins vistos por gente que llora y come Cheetos ante su ordenador

The Shins

Podría hablaros de los Shins, pero no quiero. Quiero que sea diferente. Podría hablar de James Mercer, un tipo que teje músicas con hilo de oro pop y le canta a tu corazón, lo quieras o no. Pero paso. Me da pereza explayarme más, abrir mi caja metafórica bestial para salpimentar un panegírico. Voy a darle voz y altavoz a la gente real. A esos que abundan y opinan en la nueva realidad: los comentarios de Youtube. He cribado la discografía de la banda -excepto «Worms of heart», obvio- y he puesto en la palestra dos canciones bien chingonas por disco. Allá vamos, cojan kleenex:

(más…)

La parte chunga: King Crimson en Madrid

La parte chunga

La gente suele ser reacia a contar los problemas sucedidos durante sus paroxísticos viajes. Sin embargo, con gratuidad y mal gusto, se abunda con profusión en detalles nimios narrando los parabienes del destino escogido. Y todo acompañado de fotos que muestran sin rubor sonrisas forzadas y una indecorosa exaltación pinrélica en chancleta pero que también dejan ver parejas rotas, congestiones de buffet barato y nervios a prueba de rent-a-car. Los viajes perfectos no existen. Siempre hay otra parte de la que nadie quiere hablar: la parte chunga.

(más…)

Max Power. Encontrando cosas

Max Power

Max Power es un detective privado duro pero de buen corazón. Su habilidad en el uso de los puños es comparable a la de Mike Hammer y su capacidad para la lógica deductiva hace palidecer a la de Sherlock Holmes. Por último, pero no por ello menos importante: su conocimiento de la física cuántica –la filosofía que rige su vida– es equiparable al de un adolescente que se compró un libro de Stephen Hawking para impresionar a una profesora sustituta. Estas son sus aventuras (las de Max Power, no las del adolescente cachondo, esa es otra historia).

(más…)