Soñando con Sadam Husein. Cuando se rompe la lógica de la aritmética

sadam

Hace poco vi en una peli una escena que me llamó la atención. Un señor habitualmente malhumorado y sieso, abordaba sin embargo el desayuno feliz en la paz de su hogar. El señor disfrutaba de la lectura del The Guardian escuchando apaciblemente las Danzas Eslavas de Dvořák en una cocina más británica que Benny Hill. Daba gusto verlo ya duchado y acicalado gozando de la tranquilidad que a todos nos da la soledad matinal. ¿A todos? Automáticamente comparé esa rutina con la mía y me dieron ganas de aderezar mi café con una cucharada colmada de cicuta.

(más…)

Las hienas y la penúltima gran banda de rock and roll que pisó este planeta y el acelerador

motores y bragas

El «Destroyer» de los Kiss se abre con «Detroit rock city». La larga intro, con ese motor de octanaje sano y la radio emitiendo buen rollo, contrasta con el abrupto y fatal final. Está inspirada en la muerte en accidente de circulación de un fan que regresaba a casa tras un bolo de los «carapintadas». Desde la anécdota Paul Stanley reflexiona sobre lo efímero de la vida, la cruel paradoja de ir de fiesta y morir en el camino. Y uno podría atreverse a salvar la distancia del pensamiento, situarse en el asiento de al lado o en la acera cercana y preguntarse: «¿Por qué yo? ¿Por qué aquí?».

(más…)

¿Qué tramais morenos? (y II): Costa Oeste

hiphop01

Los Ángeles, California, mediados de 1991. Suge Knight visita a Eric Wright aka Eazy E, miembro del grupo NWA y capo de Ruthless Records. Quiere rescindir el contrato que ata a su amigo Andre Young aka Dr. Dre con sello y banda. Le comenta que tiene a su socio, Jerry Heller, encerrado en una furgoneta y que, en cuanto de la orden, le partirán las rodillas. Eazy E responde que le importa bien poco la vida de un blanco judío. Entonces Knight le enseña un papel con una dirección escrita en él. «¿Es aquí donde vive tu madre?», pregunta. Así se obtiene una carta de libertad.

(más…)