Siniestro Total (I): la agonía del fan

ST 0101

Sobre el escenario, Julián Hernández farfulla ante el micro. Es el truco habitual para cuando se olvida la letra. Funciona de maravilla con lapsus de versos sueltos. La gente no se da cuenta. O no quiere. Andan a otras cosas: bailar, beber o cantar eufóricos. Hoy no cuela. La pantomima se repite en todas y cada una de las canciones excepto, ¡sorpresa!, un instrumental. Hay blancazo en estrofas enteras. La banda se contagia. Óscar Avendaño mira al «abuelo» Soto y se mete los dedos en la boca. Náusea simbólica. Es «La Noche Patética de Siniestro Total».

(más…)