El hombre que susurraba a los colores

Ken Nordine

En la música, la voz –cuando está presente– es el punto focal de atención. Dado que hemos evolucionado como especie para que una persona sea lo más relevante del entorno para nosotros, no es extraño que así sea. Los intentos para tratar la voz humana como un instrumento con la misma o menor importancia que otros sonidos, han sido escasos, poco trabajados y no demasiado exitosos; más fruto de carencias a disimular, que de un intento serio de establecer un nuevo paradigma.

(más…)

La danza ebria de los electrones. Ruth White

Ruth White

Lo interesante de los experimentos son los resultados, no el experimento en sí. Usualmente en el terreno artístico se tiende a sobrevalorar lo experimental al margen de lo que depare por el simple hecho de intentar expandir las fronteras de lo hecho hasta el momento. Pero si los hallazgos del experimento no tienen valor por sí mismos, es difícil de justificar la valía de dicho experimento, por mucho que se haya adentrado en territorios inexplorados. Resultados, queremos resultados.

(más…)

¿Quién es esa perra que chilla? Diamanda Galás & JPJ

Galas&Jones

Se ha hablado innumerables veces sobre mezclas de estilos, lo que pueden dar de sí, sus ventajas e inconvenientes. Esto es, sobre la sustancia y la forma de la música. Sin embargo, en raras ocasiones nos paramos a pensar que hay algo que precede a la propia música. Ese algo previo a la música y que se puede pasar por alto es, por supuesto, los propios músicos, cada uno con su personalidad, sus gustos y sus intenciones. Y aquí también hay que prestar atención a las mezclas y combinaciones, a la química que rige la combinatoria de los individuos.

(más…)

Cantando al apocalipsis: The Backwater Gospel & Sons of Perdition

Backwater gospel

Todo lo que sube, baja; y todo lo que empieza, termina. A partir de esa sencilla premisa, a los humanos les es fácil imaginar y contar mitos sobre el fin del mundo, algo que antes de saber por medios científicos que inevitablemente sucederá, ya era terreno propicio para la fabulación. Las religiones han gozado del monopolio de la explicación de lo inexplicable, ligándola a la moralidad, su otra razón de ser. Salvación y condenación se unen en estas fábulas a la condición de fiel o infiel.

(más…)