Cohen y el cantón Ticino

CohenDonovanIPod

Los de mi generación, por lo menos unos cuantos, hemos tenido la suerte de conocer a Cohen sin poner un pie fuera de casa. En mi caso, el disco fue Live Songs, que mis padres solían poner justo antes -o justo después- del grandes éxitos de Donovan. Ése en el que, en la portada, el de Glasgow sale sin camiseta y con un prognatismo de aquí a Lima. Que me aspen si no es una de las fotos menos favorecedoras de la historia de la música.

(más…)

Sexo, cocina y cintas de video: May I?

kevin-ayers

¡Hola Elías! ¿Cómo estás? 

En respuesta a tu correo por aquí bien. Bueno, bien nosotros que la abuela está ingresada. Ha pillado el COVID en la residencia y está jodida. El resto de la familia sin novedad, cada uno con sus averías mentales. Los colegas, como siempre: Charlie comiendo y Fran tocando los cojones. Hoy te voy a escribir algo un poco más largo porque con esta MIERDA DE PANORAMA lo que tengo ahora es tiempo libre.

 

(más…)

Quiero cantarte hasta sangrar: el ritmo del nudillo roto y el diente bailón

BS1

Sólo me he comido dos hostias en mi vida. La más memorable fue una manopla como un martillo. Mi padre, 185 centímetros de altura y ciento y pico kilos de apabullante porte, silenció mi porculerismo infantil a mano abierta, al estilo Bud Spencer. Mi cabeza acabó en el plato y, al levantarla, en vez de lástima provoqué las risas de la familia. Llorando, de rabia que no dolor, fui al baño y en el espejo vi media cara colorada del bofetón y la otra media pringando de fabada, parecía el barón Ashler de Mazinger Z. Ahí decidí que los golpes mejor que me los cuenten. O me los canten.

(más…)

Supercontagiadores: Bar Cactus

Famiin' Groovies - Supersnazz

No puedo recordar con exactitud qué año era aquel del que voy a hablar. Podría intentar averiguarlo, indagar por el ciberespacio, hacer un par de preguntas y corroborar si todo empezó en 1995 ó 1996. Me vais a tener que perdonar, pero prefiero no hacerlo. Vamos a dejarnos llevar por el engañoso recuerdo, plagado seguro de imprecisiones y falsas verdades en lugar de por el hecho objetivo y veraz. Vamos a suponer pues que aquel verano era 1995 y yo tenía 16 años y yo vivía en la ciudad industrial de Avilés.

(más…)

Ecce Homo

Ecce Homo

El otro día, accidentalmente, le pegué a la aguja del tocadiscos un viaje de cuidado. Y, como ya no andaba muy católica la pobre (entre las 1000 y las 2000 horas de vuelo, diría yo que tiene), la he dejado más pallá que pacá. Ahora suena regular.

Así que, mientras le busco solución al problema, ando pinchando los pocos cedés que hay por casa y, ains, escuchando música en streaming con un cacharro bluetooth que tengo conectado al amplificador.

(más…)